lunes, 14 de febrero de 2011

Caminar es recomendable para salvar la memoria



No sólo los juegos de ingenio ayudan a mantener activo el cerebro, unas investigaciones recientes detectaron que caminar entre 9 y 15 kilómetros por semana puede ayudar a preservar la memoria y a evitar enfermedades cerebrales que pueden presentarse con la edad. ¿Ya te estás preparando para salir a caminar?
Si eres de los que cree que pasar horas haciendo crucigramas y ejercicios mentales te ayuda a agilizar y a mantener activa tu memoria, he aquí una nueva actividad que puede contribuir a lograr ese objetivo y, si la practicas, también te ayudará a mantenerte saludable. ¿Por qué? Porque se trata simplemente de caminar; pero específicamente, caminar entre 9 y 15 kilómetros por semana.
¡Así es! Un  ejercicio tan sencillo como caminar, que trae enormes beneficios físicos, también es bueno para tu memoria. Los datos surgen de un estudio reciente publicado en la revista Neurology, según el cual unos investigadores de la Universidad de Pittsburgh liderados por Kirk I. Erickson detectaron que la materia gris del cerebro no se reduce cuando se realiza dicha cantidad de ejercicio.
Aunque se trata de un estudio por observación, los investigadores concluyeron que mientras más se camina, más materia gris se tendrá luego de una década o más, en las regiones del cerebro que son esenciales para el conocimiento.
Además, destacaron que la relación entre caminar y el volumen de la materia gris parece darse sólo en personas que caminan con regularidad distancias relativamente grandes, que equivalen de 9.6 kilómetros a 14.5 kilómetros por semana. Por el contrario, el sobre exigirse y caminar más de la cuenta no demostró tener más beneficios para la mente y el pensamiento.
Del mismo modo, el caminar también puede fomentar la conectividad de los circuitos cerebrales, que tiende a reducirse a medida que envejecemos. Esa conectividad es la que nos permiten realizar las acciones cognitivas cotidianas, como manejar un coche. Así lo detectó otro estudio, en este caso dirigido por Arthur F. Kramer, de la Universidad de Illinois, y publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience.
Así se suman más evidencias de cómo el ejercicio físico ayuda a mantener la buena salud. En efecto, se considera que realizar alguna actividad entre 30 y 60 minutos por semana permite, entre otras cosas:
·         Mantener las capacidades de pensar, razonar y aprender, en personas sanas
·         Mejorar la memoria, el razonamiento y el juicio, en personas con Alzheimer o deficiencias cognitivas; y
·         Demorar el inicio del Alzheimer en personas con riesgo a desarrollar esta enfermedad
¿Por qué ocurre esto? Una hipótesis indica que la actividad física parece mantener el flujo sanguíneo necesario para que el cerebro funcione como corresponde y, de ese modo permita desempañarnos normalmente.
¿Y tú, cuánto caminas a diario? ¿Sabías que caminar, además, tiene muchos otros beneficios para la salud? Se sabe que ejercitarse es saludable no sólo para perder o mantener peso, sino también para cuidar el sistema circulatorio y el corazón, así como prevenir o controlar la diabetes y el colesterol, fortalecer los pulmones, prevenir ataques al corazón y derrames cerebrales, reducir la presión sanguínea, mejorar el tono muscular de piernas y el abdomen, reducir el estrés y la tensión, disminuir el dolor artrítico y detener el deterioro del tejido de los huesos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada