martes, 8 de febrero de 2011

Consejos para viajar saludablemente durante el embarazo


Hace años que Marcela espera poder ir a ese evento y por fin la han invitado, pero está embarazada de 4 meses y de aceptar, deberá viajar 6 horas en camión. Lucía en cambio se muere de ganas de ver a su mejor amiga el día de su boda, pero como se enamoró de un Francés deberá volar unas cuantas horas para poder asistir, justo ahora que lleva 6 meses de embarazo.
Además, ¿quién no querría realizar algún viaje en pareja antes de que nazca el bebé? Ya sea por placer, negocios o estudios, por aire, por mar o por tierra, viajar mientras estás en la dulce espera puede no ser del todo conveniente, ¿qué precauciones deberías tomar y en qué casos hay que evitar los viajes durante el embarazo?
Si bien en general es seguro viajar durante todo el embarazo siempre y cuando sea un embarazo normal, sin complicaciones, los mejores meses para salir de casa son los que corresponden al segundo trimestre, ya que es cuando habrán pasado los molestos síntomas iníciales y todavía tendrás facilidad de movimientos, luego, no sólo la barriga estará más grande, te sentirás más pesada y te fatigarás más rápidamente, sino que también aparece el riesgo de que se desencadene un parto prematuro o la ruptura de la bolsa.
En todos los casos, lo más conveniente es comentarle a su obstetra las intenciones de viajar durante su embarazo, para que pueda decirte si en tu caso particular si existe alguna contraindicación al respecto o no. En general no debería haber inconvenientes, pero quizás debas reconsiderar tu viaje si:
  • Ha experimentando sangrado vaginal en el segundo o tercer trimestre
  • Ha tenido un parto prematuro en el pasado
  • Tiene hipertensión (presión alta) provocada por el embarazo
  • Tiene diabetes tipo 1 o 2
  • Está esperando varios bebés.
En cuanto al tiempo límite en el cual puedes volar, las compañías aéreas tienen restricciones variables. Por eso lo más seguro es consultar hasta qué semana de embarazo puedes subir a un avión, sin mentir con los datos que brindes ya que si se adelanta el parto, por ejemplo, y deben modificar el recorrido, pueden hacerte cubrir los cargos.
Se debe tener en cuenta que en los aviones los pasillos y los sanitarios suelen ser pequeños, lo cual puede hacer quesea difícil la movilización en ellos. Trate de ubicarte en un asiento en el pasillo para que pueda levantarse con facilidad para ir al baño, y cuando camine por los pasillos trata de sostenerte bien de la parte posterior de los asientos, para estar preparada en caso de posibles turbulencias.
Por último, los viajes por tierra no tienen ninguna dificultad pero ten la precaución de evitar viajar más de seis horas. Si va en auto, recuerda de siempre ponerte el cinturón de seguridad (sin ajustarlo en el área del abdomen) y de mantener encendida la bolsa de aire.
Si puedes, evita manejar en la autopista para no tensionarte y planifica las paradas con el conductor, para descansar, ir al baño y estirar un poco las piernas.
Sea cual sea el medio que elijas, he aquí algunas sugerencias para viajar más cómoda durante su embarazo:
  • Vestirse con ropa de algodón suelta, zapatos cómodos y si te acomodan, medias elásticas.
  • Llevar una almohada que te resulte cómoda
  • Planea varias paradas a lo largo del recorrido, para descansar, caminar un poco y estirar las piernas
  • Toma bastante líquido sin cafeína (si vas a otro país, elige el agua embotellada, incluyendo el hielo)
  • Si es necesario, tómese una pastillas contra las náuseas, para el mareo (hay medicamentos antieméticos, contra las náuseas, que se pueden tomar con seguridad durante el embarazo. Habla con tu médico),
  • Usa el cinturón de seguridad y sigue las medidas de seguridad habituales.
Finalmente, el mejor consejo en estos casos es tener siempre en cuenta la opinión del obstetra, ya que es la persona indicada para evaluar los riesgos y los beneficios que el viaje le puede traer a tu embarazo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada